Cómo pronunciar en alemán: los 7 criterios imprescindibles

Palabras interminables o con un sinfín de consonantes son algunas cosas que nos pueden echar para atrás a la hora de aprender alemán. Sin embargo, la pronunciación es uno de los puntos más asequibles a la hora de hacerlo.

En Kompass Idiomas queremos darte el empujón que necesitas para pronunciar en alemán correctamente y que empieces a soltar la lengua.

Por eso mismo, te recomendamos leer nuestras 7 reglas de pronunciación imprescindibles para hablarlo sin que se te haga la lengua un nudo.

Cómo pronunciar en alemán correctamente

Con el alemán pasa como con todos los idiomas a la hora de hablarlo: siempre habrá algunas regiones donde no se pronuncie el estándar y tiendan a alargar algunas letras, usar otras variantes, etc.

Sin embargo, nosotros vamos a comentar sobre cómo pronunciar en alemán estándar o Hochdeutsch.

La clave para no “hacer eses” con la s

La s es una de las letras más utilizadas en el alemán, y se pronuncia exactamente igual que la castellana. Por desgracia para nosotros, también es una de las que tiene más particularidades y excepciones:

  • La doble s no hace como nuestra doble r. No se acentúa ni se alarga, se vocaliza como una s cualquiera. Sin embargo, la vocal que la preceda siempre será corta.
  • La forma sch- y las s que precedan a las letras t y p sonarán como una s silbante, como Schiff (barco), Stunde (hora), Spinne (araña).

Cuando la ß deja de ser un problema

Uff… el alemán no solo tiene palabrejas raras sino que además tendrás que aprender una letra nueva. ¡No exageres! El uso de la ß es bien sencillo.

Una ß (Eszett) sonará siempre como una s corriente y moliente. Eso sí, la vocal que la preceda será siempre una larga, como en Straße (calle).

¿Nadie piensa en la g?

La g es probablemente una de las consonantes menos favoritas por quienes aprenden alemán. Lo que nos habrá hecho la pobre…

Generalmente se pronuncia como la g castellana seguida de las vocales a, o, u. Es decir, como en gato, gorro o gusano. La “g suave” como se suele decir en español, en alemán se pronuncia también en las sílabas ge, gi. Como por ejemplo gesund (sano) o Gitarre (guitarra).

Sin embargo, no podemos obviar algunas excepciones.

  • Si va al final de una palabra a veces se vocaliza como una -k, o veces como una -j como en Ausflug (excursión).
  • Lo mismo ocurre con –ig, que se puede pronunciar como –ik o como -i [ç].

Vocales: no todo es lo que parece

En principio, las vocales en alemán se pronuncian igual que en castellano. Fácil, ¿verdad? Aquí viene el primer pero de nuestra lista: las vocales con Umlaut (diéresis).

  • La ä larga se pronuncia con un sonido a caballo entre nuestra a y nuestra e, como en el verbo ändern (cambiar). Pon la boca como para hacer una e pero muy abierta.
  • La ö, al igual que su hermana ä, también tiene una pronunciación entre la o y la e. Pon la boca como para hacer una o y di una e; Por ejemplo: Öl (aceite).
  • La ü, al igual que las letras anteriores, se pronuncia como un intermedio entre la u y la i. En este caso, pon la boca como para hacer una u y di una i. ¿Un ejemplo? Stück (pedazo).

Por otro lado tenemos los diptongos (¿te creías que eso era todo?). Otra forma de vocalizar a la que hay que prestar especial atención:

  • Ei es ai. El ejemplo más conciso es Ei, que significa huevo.
  • Ie se pronuncia como una i larga. Por ejemplo tendríamos lieben o amor.
  • Eu tienes que pronunciarlo como oi. Muchas veces, este diptongo no lo será del todo, ya que puede estar en sílabas distintas. Un ejemplo de pronunciación lo tendríamos en la palabra Euro, que se pronuncia oiro.
  • Por último, el diptongo äu se pronuncia como oi (al igual que eu). Un buen ejemplo de esto sería la traducción de casas, Häuser.

Un punto y aparte para la duración de las vocales

Para pronunciar en alemán correctamente has de prestar muchísima atención al alargar o no una vocal. Muchas palabras tienen una pronunciación similar si las habláramos de la misma forma, de ahí la diferencia.

Por ejemplo, no es lo mismo decir miete (alquiler) que mitte (el punto central). Si queremos pagar el alquiler tendríamos que darle a nuestro casero el [miite] mientras que si hemos dado en la diana, hemos dado en el [mite]. ¿Pero cómo saber cuando una vocal en alemán es larga o corta? Hay dos reglas de oro:

  • Si la vocal está duplicada (Staat), aparece el diptongo ie (Miete), se encuentra seguida por h como en Ehre (honor) o una única consonante (Käse), el sonido es largo.
  • Si tiene una sola vocal y la continuación le siguen dos consonantes iguales o distintas, tendrás que pronunciarla como un sonido corto, como Widder (carnero) o Saft (zumo).

Con la h la excepción es la regla

Habitualmente, la h en alemán se pronuncia como una j aspirada. Ese habitualmente tiene truco, ya que muchas veces no es así.

Precedida de vocal no se va a pronunciar y ésta, como decíamos antes, se convertirá en una vocal larga. Esto es así salvo que se trate de una palabra compuesta y la h sea la primera letra de esa segunda, tercera o siguientes palabras de la composición como en Osterhase (liebre de Pascua) o Mehrzweckhalle (sala multifuncional). En este caso seguirá la norma general y se pronunciará como una j aspirada.

Por otro lado, y sin motivo aparente, hay palabras en las que no se pronuncia. ¿Solución? Hincar codos para aprender esa lista de términos.

Pronunciación de la c en alemán: cuando lo fácil se vuelve espinoso

Al igual que muchas otras consonantes del alemán, la letra c se pronuncia, generalmente, como si fuera una k. El problema para quien quiere aprender alemán viene cuando no se aplica la regla general. Veamos algunos ejemplos de cómo se pronunciaría en algunos casos concretos. No te asustes, no es tan difícil.

  • Formas ce y ci se pronunciarían como tse y tsi. El ejemplo más típico es circa (aproximadamente), pronunciada tsirka.
  • Al ir al comienzo de una palabra junto a una h y una vocal “oscura” (dunkle Vokale) o consonante (cha, cho, chr,…), se pronuncia como k, Chaos (caos), Chor (coro), Chrom (cromo). No obstante, al ir seguida de una h y una vocal “clara” (helle Vokale) (che, chi) podemos encontrar dos modos de pronunciarla. En el idioma alemán estándar se pronunciaría siguiendo las normas de la ch. Sin embargo, más habitualmente en el sur de Alemania y en Austria puede pronunciarse como k. Caso de Chemie (química) o China (China).
  • Por último, los extranjerismos normalmente se pronuncian como en su idioma de origen (Chips, Champagner…)

Estas son algunas pautas básicas. No hay muchas palabras con la letra c por lo que aprenderlas todas puede resultar hasta sencillo.

En caso de la -ch al final de la sílaba o palabra podemos tener muchas más excepciones y particularidades. Pero eso ya es otra historia

Pronunciar en alemán una ph a la francesa

Como en el idioma galo, la forma ph siempre se pronunciará con el fonema f. Así de sencillo. Tendríamos por ejemplo alphabet (alfabeto) que se pronunciaría, efectivamente, alfabet. Una regla fácil de recordar que se cumple en todos los casos.

Estas son solo algunas de las pautas básicas para pronunciar en alemán correctamente. Sin embargo, leyendo no vas a practicar correctamente tu pronunciación; un idioma se aprende hablándolo, ¡cómo no! Por eso mismo, lo mejor es que te imbuyas de lleno en el mundo del alemán mediante algún intercambio o tándem de idiomas.

Otra solución, muy eficaz y didáctica, es asistir a las clases que ofrecemos en Kompass Idiomas. Nuestro método, además de enseñar vocabulario, gramática, etc. tiene la conversación como uno de sus pilares. Al fin y al cabo, un idioma sirve para comunicarse, y hablar la forma más común de hacerlo.

Si necesitas aprender alemán en Bilbao, solo tienes que consultar nuestros planes y cursos para ver cuál se adapta mejor a tus necesidades. También puedes contactar con nuestro equipo y te informaremos de qué curso puede venirte mejor.
¡No dudes en preguntarnos!