Cómo solicitar empleo y presentar un curriculum en Alemania

Trabajar en Alemania es la salida laboral para muchos profesionales. El país germano está falto de personal cualificado, por lo que es emigrar es una opción muy a tener en cuenta. Es más, algunas profesiones están muy demandadas, por lo que la competencia es mucho menor que en España.

Aunque ir por ahí llevando currículums puede ser efectivo y barato en tu ciudad de residencia, trasladarte a Alemania solo para dejar unos cuantos en las empresas es más caro de la cuenta.

Y antes de nada, para solicitar empleo en Alemania tendrás que completar una serie de aspectos formales para tener un currículum de 10 que encandile al Personalabteilung (departamento de recursos humanos). Por supuesto, en Kompass Idiomas siempre queremos echarte una mano. Debido a esto, vamos a indicarte cómo solicitar empleo en Alemania y presentar un currículum decente.

Las claves para solicitar empleo y presentar un currículum o Lebenslauf en Alemania

Igual que aquí y en todos sitios, en Alemania es necesario que des la mejor imagen posible. Indiferentemente de que postules a un puesto de alta responsabilidad o vayas a ser alguien más en el escalafón bajo de la empresa.

Has de tener en cuenta una consideración: país diferente, forma de solicitar empleo diferente. Como de normal la gente de Recursos Humanos gasta poco tiempo en cada demanda de empleo, tienes que presentar el mejor currículum posible no ya a niveles de contenido, sino formales.

¿Qué documentación necesitaré para tener un buen curriculum en Alemania?

La documentación necesaria para que puedas solicitar trabajo en Alemania tiene que ser una Bewerbungsmappe (carpeta de solicitud) compuesta por tres elementos: una carta de presentación, el currículum y las acreditaciones laborales y formativas.

Este expediente completo es la primera impresión que vas a dar a tus posibles empleadores. Por eso mismo, necesitas que tu carta de presentación sea clara, concisa, formal y sin fallos.

Antes de mandarla, lo más recomendable es que alguien con buen nivel de alemán revise tu solicitud. Así estará todo bien escrito.

La portada del CV

Aunque la portada de un currrículum es cada vez menos usada y de hecho puede ser prescindible, es siempre recomendable. Así das una sensación elegante a tu carta de presentación y ofreces de forma visual lo que tienes que contar sobre ti.

Contenido esencial: el puesto al que optas, dirección y contacto. También deberías meter un pequeño glosario de lo que tiene tu carpeta. En esta web encontrarás varios ejemplos de portada que, como verás, son sobrios a más no poder.

La carta de presentación

Aunque en España se dé poco a menudo, en Alemania es un requisito casi indispensable. La Anschreiben es un breve texto en el que tienes que indicar varias cosas:

  • Por qué encajas con el puesto.
  • Qué te motiva para trabajar en esa empresa y no en otra (filosofía, ámbito de actividad…)
  • El valor añadido que puedas aportar.

Además de esto, puedes hablar de tus aspiraciones económicas en el puesto. Recuerda que en Alemania no suelen poner el sueldo en las ofertas de empleo y el del dinero es un tema tabú.

Sin embargo, también puedes indicar en la carta que “mejor lo hablamos en persona” y así te aseguras una entrevista personal.

En cuanto al formato, lo normal es presentarlo al estilo de carta postal usual. Tienes que indicar destinatario (personalizado, a ser posible) y remitente. En cuanto a extensión, procura no excederte más de una cara, dos como mucho. Sé breve y relevante.

La foto

En Alemania ya no es obligatorio presentar una fotografía en el CV por eso de la igualdad de oportunidades. Sin embargo, es un factor muy a tener en cuenta.

Ojo, no todo vale al presentar una fotografía en el curriculum. Tiene que ser una imagen realizada por un fotógrafo profesional para pasar por el filtro formal.

Por otra parte, la foto tiene que ser actual. Tu aspecto y corte de pelo tiene que ser (mas o menos) el que lleves en el momento de solicitar empleo.

La estructura del currículum vitae

A la hora de completar un currículum (y esto te servirá en todos los idiomas) has de tener en cuenta una cosa: el empleador no se detendrá mucho a leerlo.

Por eso mismo, tienes que jerarquizar el contenido y ofrecer lo fundamental primero y de forma más destacada.

En primer lugar tendrá que ir tu trayectoria profesional y formación. Lo normal es que se presente en orden cronológico descendente. Es decir, primero presentas tu último puesto, luego tu penúltimo… y así.

Por otro lado, tienes que poner tu nombre, dirección y fecha y lugar de nacimiento. En Alemania el estado civil (soltero, casado…) se considera algo del ámbito privado, por lo que no te preguntarán sobre el mismo.

Abajo tendrás que adjuntar las cualificaciones profesionales adicionales como los cursos de formación, carnets, conocimientos informáticos, idiomas…

Al final del todo tendrás que adjuntar la fecha en la que se envió el curriculum y tu firma, características propias de los CV alemanes.

Con esto ya estarías listo para lanzarte al mercado laboral alemán. Eso sí, lo esencial es que tengas un nivel decente de alemán para desenvolverte correctamente con el idioma.

En Kompass Idiomas podemos ayudarte a tener un curriculum más completo incluyendo la formación en alemán. Para ello, ofrecemos clases individuales a profesionales y adultos en general. Prepárate para tu futuro laboral con nuestras clases de alemán en Bilbao y llegarás a donde te propongas.